Sábado

Caravanas de montañas acampan en los alrededores.
Oliverio Girondo

Hoy soy como Borges mirando por la ventana
Con tiempo al fin para descubrir el bramar del calor sobre los
techos
la ternura en el silencio de los pastos
la contribución de las mentas al incienso universal
Tiempo para preguntarme —Como Oliverio—
Cuál es la intención secreta detrás de las cosas
Tiempo para encerrarme en el perímetro abierto de un patio
donde los gallos no dejan de ladrar
Tiempo para seguir siendo el poeta subterráneo
que no asoma su cabeza por temor a la siega
Tiempo para reconciliarme como hasta hace poco
con esa voz que se cuela invisiblemente por todos los intersticios
y ramificaciones de lo viviente y lo inerte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s